Seleccionar página

 

Warren Buffet es considerado uno de los más grandes inversores del mundo.


Uno de sus primeros negocios consistió en repartir el periódico Washington Post, que lo hacía mientras estaba en el colegio.

Mientras estudiaba en la universidad se convirtió en uno de los mejores discípulos de su profesor, Benjamin Graham. El cual enseñaba un método muy particular de encontrar acciones para invertir.

El método de Graham consistía en encontrar acciones infravaloradas. Poco populares.

A los 20 años Warren regresó a Omaha, su pueblo natal, y fundó su primera compañía.

Él sabía la importancia de ser un buen vendedor. Por eso se inscribió en el seminario de Dale Carnegie.

Así desarrolló sus habilidades retóricas y aplicó todas las técnicas aprendidas con su vecina Susan, se declaró ante ella mientras hacía el curso. Su esposa.

Gracias al método de inversiones que aprendió de Graham empezó a comprar acciones que los demás ignoraban, y rápidamente obtuvo grandes sumas de dinero.

A los 30 años ya poseía millones de dólares.

Warren_Buffett_studio


Hoy vamos a estudiar 7 lecciones que le permitieron a Warren Buffet lograr el éxito en los negocios:

1. Lograr que el dinero trabaje para nosotros. 

Hay dos formas de ganar dinero, una es trabajando por un salario, recibiendo dinero a cambio de las horas laborales. La otra es teniendo un negocio que no requiera de nuestro tiempo y que funcione de forma independiente.

2. Arreglar los problemas desde el primer instante en que surgen. 

Los problemas tienden a hacerse cada vez más grandes si no se solucionan a tiempo. Por eso es mejor cortarlos desde la raíz.

3. Tener un aprendizaje continuo.

Warren Buffet dice, “Mientras más cosas sabes, más dinero ganas”. Es por eso que aún a su edad avanzada sigue leyendo y mantiene un aprendizaje constante.

4. Enfocarse. 

Elige algo que te guste y construye algo alrededor. No inviertas en cosas que no estén relacionadas con tus intereses reales.

5. Mantener la salud en condiciones óptimas.

La salud siempre es lo primero, porque es lo que permite que la mente esté libre para tomar las decisiones correctas.

6. Elegir algo que realmente te apasione.

No renuncies a tus intereses para trabajar en algo que no te gusta. 

7.  Invertir en cosas que no generen altos gastos de mantenimiento.

Las mejores inversiones son las que no generan altos costos a futuro.