Seleccionar página

6907828-mysterious-man-wallpaper

 

Hace unos años se escuchó la leyenda de un misterioso mago que seducía hermosas mujeres.


Este mago usó sus habilidades seductivas para escalar 
en la sociedad, hasta el punto en que tuvo su propio reality show en VH1, llamado “The Pick Up Artist”.


En sus libros relata las formas más efectivas para atraer 
a una mujer desde su punto de vista de mago experto.


En esto consistía su método…


Según dice, el romance perfecto se da cuando se 
lleva a la mujer a vivir las 3 etapas de la seducción en el orden correcto:


Atracción, Confianza, Seducción.


Cuando un hombre entiende estas 3 etapas se hace muy 
sencillo seducir a cualquier mujer…


…porque así sabrá cuáles son esas acciones y trucos que 
activan la atracción en la mente femenina.


En uno de sus relatos describió lo que él denominó “Demostraciones De Alto Valor” (DAV), las cuales se refieren
 a varias acciones y movimientos estratégicos que hacen que el hombre adquiera un Alto Valor ante los ojos de una mujer.


Después de demostrar alto valor como hombre, la mujer comenzará a mostrar indicadores de interés (IDIs). Ese es el momento adecuado para dar el siguiente paso, el cual consiste en escalar en “Kino”, que se refiere a lograr contacto físico.


Ese mismo proceso se debe repetir una y otra vez, hasta que la mujer encuentre motivos para permitir el romance.


En el caso de un mago experto, las demostraciones de alto valor son sus trucos de magia, con los cuales logra ganar el interés de la mujer.


También existen otras DAV que permiten que cualquier hombre sea visto como un Potencial Amante.


Al parecer los hombres más ricos contratan a este mago 
para que les enseñe sus secretos en Estados Unidos, el cual cobra miles de dólares por día de entrenamiento. 


Sus estudiantes han dado testimonios de haber encontrado 
a la mujer de sus sueños justo después de acabar la práctica y salir a los bares a practicar sus trucos sicológicos.


Así que ya sabes, un mago puede ser un gran seductor, y
 un buen seductor no tiene que ser mago.