Seleccionar página

 


Hacer dinero trabajando por Internet es posible. Sin embargo, no se trata de un proceso mágico. Un error puede acabar con nuestro sueño de trabajar desde cualquier lugar con acceso a wifi. En este artículo te contamos 10 errores muy comunes que comete la gente al entrar a este mundo.

 

1)    Olvidarse de crear buen contenido

Ganar dinero por Internet requiere de esfuerzo. Requiere crear contenido y ser constante. Incluso si piensas en ofrecer servicios de escritura, diseño o lo que fuere, debes llenar formularios, venderte, quizás hacer un video contando cuál es tu servicio y subir a la web ejemplos de trabajos anteriores. Te llevará algo de tiempo encontrar a un primer cliente y te llevará tiempo encontrar clientes que confíen en ti de manera constante.

 

2)    No aportar valor a los seguidores

Supongamos que quieres vender un producto por internet, y que para ello armas un blog. Pues lo más importante será atraer tráfico a tu página, y ello sólo lo lograrás creando contenido de calidad, novedades y cosas que hagan a tu sitio interesante para los que te siguen. Nadie visita, y mucho menos se queda más de 10 segundos, en un sitio que no tiene nada nuevo para ofrecer.

 

3)    No tener un buen enfoqueass

¿Quieres vender un libro que hable sobre los beneficios del jengibre?, entonces, ¿Por qué escribir artículos sobre política o internet? La idea es que te enfoques y todo apunte hacia lo mismo, ya conoces la frase “el que mucho abarca, poco aprieta”.

 

4)    No ser diferente

Aquí, más que corregir un error, podemos dar una recomendación. Hay cientos de sitios web que hablan sobre, por ejemplo, “turismo”, si quieres hacer algo sobre ello te recomendamos que te dirijas a un sector poco explotado, de manera que tengas poca o menos competencia. Ejemplo: hoteles donde permiten mascotas. Ir de lo general a lo particular suele ser una buena idea.

 

Por ejemplo, si ofreces tus servicios como diseñador, sabrás que hay miles disponibles en el mercado, los contratantes querrán saber por qué eres el mejor. Pon trabajos que te destaquen, ofrece algo nuevo.

 

5)    No saber venderse

Relacionado con el punto 4, te diremos que si eres un prestador de servicios particular es bueno tener un portafolio de trabajos o un video que te presente. De la misma manera, si tienes productos que quieres vender online, tienes que usar una buena estrategia de ventas. Saber escribir para vender es todo un arte.


Si tienes un blog, debes reconocer la importancia que tienen hoy en día las Redes Sociales, promociona tu sitio a través de Facebook, Twitter o las redes que consideres más relevantes para tu propósito.

 


6) Pensar que debes conocer Dise
ño Gráfico, HTML y Programación

Este es un mito. Hoy en día hay muchos programas, como WordPress o Blogspot, que te permiten usar sus recursos para crear blogs de forma muy sencilla, sólo debes dedicarte al contenido. Si no quieres usar el dominio de ellos, puedes pagar una pequeña cuota y solo usar el .com.

 

7) Intentar robarse a los clientes

Es una mala idea pretender llevarse los clientes de un sitio intermediario entre proyectos y profesionales. Es probable que se den cuenta y te despidan del sitio, impidiéndote regresar a usarlo. Además, este tipo de sitios (por ejemplo Workana) garantizan que el cliente te pague lo pautado y que tú recibas el dinero.

 

8) No estudiar las palabras claves

En el negocio de hacer contenido para internet, existen las palabras claves o “keywords”, que son las palabras que utilizan las personas en los buscadores a la hora de buscar un producto o servicio. Debes estar familiarizado con ellas. La forma más fácil de llevar tráfico a tu sitio es que las repitas. Hay mucho sitios que te informan cuáles son las palabras asociadas a un producto.

 

9) Hacer trampas

Si ofreces servicios de traducción, no uses Google Translate, es horrible y muy fácil de detectar, no te pagarán por tu trabajo. Lo mismo sucederá si copias contenido de otros sitios, google castiga a quienes atentan en contra de los derechos de autor.

 

10) Renunciar al blog después del primer mes

Ningún blog se hace de la noche a la mañana, si eres de esas personas que rápidamente se cansan de lo que hacen y no son constantes, no lo empieces. Un blog requiere de la dedicación de al menos una hora diaria para la creación de contenido nuevo.