Seleccionar página

54c1ae6157e48_1420_


Las mujeres del siglo XXI han crecido en la sociedad, son independientes, tienen el trabajo que quieren, se besan con otras mujeres EN PÚBLICO, caminan de una forma sensual.


Ellas saben que pueden tener al hombre que quieran.


A las mujeres de la antigüedad se les seducía de otra manera.


Hace tan solo 50 años las visitas eran en la casa y con los papás al lado.


Se trataba de otra realidad, sin internet, sin celular, sin Facebook.


El juego hoy es un poco más complejo.

 

Para impresionar a la mujer de hoy se requiere de habilidades seductivas.


Lo primero a recordar es no cometer el error clásico:


++ Intentar impresionar a una mujer alardeando de algo ++


Por ejemplo, alardear acerca de la cantidad de dinero que se tiene, mencionar el coche que se posee, hablar acerca de lo inteligente que se es para hacer negocios o mencionar lo hábil que es para hablar diferentes idiomas.


Si el hombre posee bienes materiales o
habilidades, la mejor forma de impresionarla es manteniendo la humildad y permitiéndole descubrirlo por su propia cuenta.


El secreto está en NO intentar impresionarla. NO ser detallista, ni darle flores ni ser tierno.
Ser un hombre alfa.


Otra habilidad útil en nuestra era es la forma de escribir. 


Lo cierto es que escribir siempre ha sido parte del cortejo. Generaciones anteriores escribían cartas de amor, hoy se escriben mensajes de whatsapp y Facebook. 


Para escribir de la manera correcta y diferenciarse del factor común se pueden seguir los siguientes consejos:


1. Evitar las preguntas clásicas ¿cómo estás?, ¿cuántos años tienes?, ¿dónde vives?


2. Tener buena ortografía. Una mala ortografía le hace sentir a la mujer que el hombre tiene una baja educación, lo cual le resta valor ante sus ojos.


3. Evitar escribir textos demasiado largos a menos que ella también lo haga. Si la respuesta de la mujer es corta y simple, no tiene sentido escribir un texto demasiado largo, pues eso hace ver al hombre demasiado interesado.


4. Evitar textos calientes a menos que la relación ya haya fluido en el plano sexual. Este es uno de los errores más comunes. Muchos hombres muestran su deseo sexual por medio de “textos calientes”, es DEMASIADO común. Lo mejor es escribir cosas que permitan que la interacción fluya para lograr el encuentro más adelante.


5. Contar historias y cosas que diviertan. Por ejemplo, “No te imaginas lo que me pasó hoy…”, o “Quieres saber qué estoy planeando para el próximo fin de semana?”, o “Sabes a qué actriz de Hollywood te pareces?”. Esto permite ganar el interés de la mujer debido a que la pone en estado de juego.


Hay varias cualidades que suman a la hora de impresionar a una mujer. Estas son las principales:

 

–       La confianza en sí mismo.

–       La habilidad de ser sociable.

–       El sentido del humor.

–       La humildad.

–       La inteligencia.

–       El liderazgo.